Descubre ¡Cuándo y Cómo Podar las Higueras en España!

En tiempos tropicales, donde no se genera una parada del desarrollo y la planta no entra en verdadero reposo, la poda asimismo se tiene que hacer entre noviembre y febrero.

Además de esto, distintos estudios han preciso que la poda a inicios de invierno (en el mes de diciembre o enero) tiene una brotación temprana y también irregular, lo que disminuye de manera significativa la producción, en tanto que tiene yemas que no afloran.

De qué forma recortar una higuera apropiadamente punto por punto

1. Lo destacado es recortar la higuera a inicios de primavera. Si el árbol está en tiempos cálidos, solamente es precisa la poda, pero si está en tiempos mucho más fríos o mucho más duros, hay que podar a fin de que la luz del sol llegue a todos y cada uno de los rincones de la copa.

La primera cosa que hay que llevar a cabo es la poda de entrenamiento, que debe efectuarse por lo menos una vez por año a lo largo de los tres primeros años de vida del árbol. En el primer año se corta dejando un brote que va a ser el leño del árbol.

De qué forma se extiende una higuera

La propagación de la higuera siempre y en todo momento se considera «fácil», pero decir que es bien simple en el momento en que «leños» tienden a ser enormes expresiones para extender en 5- 7 cm de diámetro, no obstante, en el momento en que estamos trabajando en propagación de plantas industriales debemos trabajar con la madera del año y que proceda de manera directa del leño primordial y no de los brotes inferiores (sobre llamados chupones, chupones o sierpes).

La micropropagación de higos puede ser bien interesante pues nos deja conseguir material vegetal sano, libre de polución por virus y hongos.

Poda de capacitación

Esta administración es primordial para la producción de higos, en tanto que perjudica en buena medida a la eficacia de otras tareas (producción y recolección). A pesar de que los labradores están familiarizados con la higuera, desconocen los manejos agronómicos clave, entre los mucho más esenciales es la poda de entrenamiento. En la mayoría de los casos, la imagen de una planta de higuera es la de un árbol colosal (Fotografía 1) y bien difícil de eliminar, puesto que los frutos se sitúan en el borde. La poda de entrenamiento tiene como finalidad producir la composición donde se situarán los brotes productivos, de forma que la cosecha se logre efectuar sin precisar emplear escaleras (Fotografía 2).

Higuera para mayores sin poda de entrenamiento.

– Poda de capacitación

Creemos que los años en una higuera son muy relativos. Es dependiente del precaución que hayan tenido las plantas, tienen la posibilidad de ser considerablemente más pequeñas o mucho más enormes.

A lo largo de los primeros años, como sucede con otras plantas frutales, cortamos la higuera para realizar su copa, y la reconstruiremos un año tras otro. Para nosotros, la poda de capacitación es la más esencial y ventajosa para el futuro de la planta.