Cómo Eliminar el Olor a Alcantarillado en el Baño: Soluciones Efectivas

Otro truco casero que puedes probar para que tus conductos huelan mejor es usar levadura de panadería. Para ello, prepara una mezcla de levadura y agua y échala por el desagüe por la noche. De esta forma te aseguras de que las tuberías no se utilicen durante varias horas. Ya que es importante que haga efecto durante varias horas seguidas.

Además de evitar malos olores, es una buena forma de mantener las tuberías limpias y en buen estado. Entonces, incluso si el olor del desagüe no es malo, aún puede usar este remedio.

Tubería general sin ventilación

El principal motivo del mal olor en los baños suele ser que la tubería general o la parte de abajo del edificio o casa no está bien ventilada, porque un vecino lo interrumpió mientras lo estaba haciendo trabajo o porque fue bloqueado por agentes externos.

Por este motivo, la principal pieza encargada de los malos olores en las tuberías, el sifón, no puede hacer su trabajo.

2.3. Degradación de las tuberías

Las tuberías de los grifos e inodoros a menudo se degradan con el tiempo debido a la humedad y el moho.

Esto crea un olor terrible, que empeora con el crecimiento de bacterias. No solo se dañan algunas tuberías viejas, sino que son el caldo de cultivo perfecto para que crezcan levaduras y bacterias.

Tuberías

El uso regular de limpiapipas puede quitar más de un dolor de cabeza. Además de eliminar la suciedad de una zona que antes era inaccesible, ayuda a evitar atascos en el interior, ya que las tuberías se encuentran en lugares propensos a acumular gran cantidad de suciedad.

Además, hoy en día, los productos para limpiar tuberías contienen en su composición componentes que evitan la formación de suciedad y vienen con un olor agradable, por lo que notarás el cambio cuanto antes y los apliques en tus inodoros.

Defonación por falta de ventilación en el bajante (con pistón o sobrepresión)

Este efecto es un poco más complicado porque la defonación se produce por sobrepresión en el bajante, normalmente por ventilación débil Para evitar este problema hay dos soluciones: aumentar la altura del sifón, como explicamos para el caso anterior, o mejorar la ventilación del bajante.

El tema de la ventilación de los vivos lo tratamos más abajo en el artículo segundo ya que afecta a una parte comunitaria de la instalación sanitaria (la víctima) y no siempre es de fácil solución.