Cómo Cultivar la Exótica Planta Ave del Paraíso en una Maceta

Entre los mayores desafíos medioambientales a los que nos encaramos hoy en día es la generación, obtenida y adecuada administración de restos a nivel familiar, empresarial y también industrial. En Colombia, la mayoría de los restos que se generan acaban en vertederos, ríos y mares, ocasionando un encontronazo negativo en los cuerpos de agua, el suelo, el aire, la fauna y flora y la salud pública de las ciudades. Particularmente, en este Panorama Nacional, es bien difícil contar con apropiadamente la materia orgánica contenida en los restos sólidos, lo que crea lixiviados y gases compuestos primordialmente por metano y dióxido de carbono en su procesamiento y biodegradación.

Los desechos orgánicos que se desarrollan todos los días en las viviendas son simples de explotar, no obstante, por el hecho de que los microorganismos y organismos, como las lombrices, los convierten en material capaz para llevar a cabo plantas fertilizantes. Lo previo es un principio de la economía circular en el que se fundamenta la transformación del material. . Uno que tiene rincón desde la primavera hasta el otoño, y puede estar con nosotros por lo menos un par de semanas. No obstante, con independencia de su flor, la Strelitzia es una planta con una presencia única. Sus hojas son ovaladas y perennes de importante tamaño, de color gris verdoso y región central bien distinguida. Además de su atrayente, merece la pena comprender que el Ave del Paraíso es una planta espesa con una singularidad: sus hojas medran alternas.

Si bien acostumbramos a cultivarla en interior, es atrayente comprender que puede ser en el jardín. Para sacarla adelante en el exterior y además de estar familiarizado con los cuidados de la Strelitzia, es primordial entender que solo subsistirá en tiempos cálidos o ribereños. En el momento en que está lejos y con las condiciones correctas, tenemos la posibilidad de gozarlo de la mejor manera. Si bien puede lograr una altura máxima de un 1,5 m en maceta, plantada de forma directa en el suelo puede llegar a sobrepasar los 2 metros y medio. Y, si es viable, vale la pena llevarlo a cabo si nos encontramos pensando en de qué forma atraer insectos polinizadores al jardín. No solo van a venir a gozar de su néctar: ​​las aves asimismo.

De qué manera reproducir el ave del paraíso

Puedes reproducirla empleando semillas o esquejes o divisiones de la planta original. Si bien el primer procedimiento asimismo es muy empleado, es bastante retardado, en tanto que no obtendrás las primeras flores hasta el momento en que hayan pasado cuando menos cinco años.

Para hallar tus plantas de ave del paraíso mucho más veloz, puedes emplear la técnica de segmentación. La primera cosa que hay que tener en consideración es que este trámite siempre y en todo momento debe hacerse a inicios de primavera.

Recorta con regularidad

El ave del paraíso no requiere un recorte elevado. No obstante, es esencial, en el momento en que la flor se está pelando, que se hagan cortes que destrocen las partes fallecidas, cobrizos o mustias, para contribuir a la regeneración.

El ave del paraíso se puede poner en una maceta. Tiene raíces fuertes y desarrollo acelerado. Por ende, es requisito trasplantarlo una vez por año.

Cuidados de Strelicia reginae

  • Localización: Es muy fuerte al viento, con lo que puede estar en las ubicaciones mucho más desamparadas del jardín o terraza. Lo idóneo es que esté a pleno sol, precisa buena iluminación.
  • Temperatura: Elige tiempos cálidos y subtropicales. En la región mediterránea, en el momento en que la temperatura invernal no es bastante fría, se lleva a cabo espectacular. Temperaturas bajo los 10ºC inhibirán su floración.
  • Suelo: No es muy riguroso en lo que se refiere a suelos, es muy oxidado, si bien la verdad es que medra mejor en suelos profundos, bien drenados y con un pH neutro o sutilmente alcalino.
  • Agua: Moderada. En verano no debe perder humedad.
  • Fertilizantes: En lo que se refiere a la fertilización, para los que están plantados en tierra, el fertilizante que damos basta para el cuidado del jardín. Presta particular atención a eso que le añades bastante nitrógeno puesto que reducirá sus flores. Si el suelo es muy alcalino, vamos a aplicar un aporte agregada de hierro para corregir la clorosis férrica.
  • Trasplante: Esto se va a hacer en el momento en que la poseas en maceta y es conveniente llevarlo a cabo en primavera cada tres años.
  • Poda: No es precisa, pero eliminaremos las hojas viejas o dañadas tal como las flores mustias.